BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

miércoles, 9 de julio de 2014

Nacido Entre Rocas



No tengo tiempo, necesito un trabajo, quien sabe qué cosa será de las cuentas, corro y no tengo tiempo. Y entre más corro más compruebo que de tanto andar entre galgos uno se vuelve ligero.


Ahora que me someto a la necesidad de experimentar aquello de que hay que pasar por la vereda de enfrente de las Escuelas de Bellas Artes, descubro en carne propia que a mí también me da escalofríos cuando se pierde un alma. Pero sé, afortunadamente, que siempre hay un “ilustre desconocido” por el que vale la pena todo.


Estoy advertido de que no hay que buscar una modernidad, sino la propia identidad. Que hay que conocer la significación del arte y el compromiso de la vocación. Que el arte oficial es un arte que no dice nada… y si lo será!!! Corro y corro, pero no me distraigo con lo barato.


Vuelvo a cometer la imprudencia de hablar de mí. O, mejor dicho, a través de mí. Pero me lo permito porque es sólo para recordar algunas de las muchas cosas que escuche de Julio. Que aprendí de él, de sus palabras, de su conducta en consecuencia, de su trabajo y de su obra.


Veo por todos lados, y todos los días, que nada en su surrealismo era exagerado, que el grito de la tierra sigue retumbando y que se está convirtiendo en un alarido desgarrador, furioso y desesperado. Pero a quien le importa? Si sigue habiendo gente a la que le mostras tierra y ve tierra. Allá ellos… Qué le vamos a hacer?


Corro y no pago las cuentas. O si… no sé, no me acuerdo. Pero ensayo el estricto equilibrio entre vivir y sobrevivir. Y, aunque también a mi me cueste horrores, cuido lo mío porque sé que el día que perdemos la sensibilidad, perdemos la vida.

0 comentarios: