jueves, 6 de enero de 2011

Ladrillos


Para volver a comenzar, un nuevo año en este caso, hay que mirar al interior, muy a lo profundo en el tiempo y reconocerse, con virtudes y defectos.

Estos ladrillos caprichosos son parte de la búsqueda siempre intuitiva del espacio y la forma, un ejercicio tan necesario como pendiente… y un intento por construir.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La metáfora de la construcción. De los ladrillos y la vida. De los cimientos para nunca decaer. De entablar lazos. De mantenerlos. De que no se derrumbe la existencia.

Feliz 2011.

Valebé dijo...

Genial el dibujo. Buena metáfora. Que tengas un muy buen año, lleno de construcciones :D