BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 21 de mayo de 2009

Retrato de Santa Elena


El primero de una serie de retratos imaginarios. Una explosión de impresiones, sólo rasgos expresivos y un dialogo sorprendentemente directo con cuanta persona lo haya visto, aunque más no sea de paso.

“Estas seguro que no es… ?”, “A mi me recuerda a mi mamá”, “Si la encontras decile que quiero verla”, “No seas tonto, puede ser cualquiera, hay muchas morochas de rulos en esta ciudad”, “Cuanto odio en esa mirada”, “No! Si esos ojos están vacíos”. Fue un respetado amigo (Gracias Jorge!) quien, entre tantas voces, la bautizó.

Quizá un buen dibujo requiera de otro trabajo, pero cuando ese dialogo comienza es una señal ineludible de que hay que hacerse a un lado.

El Juego de las Llamas




Un juego, un ejercicio y la puerta, siempre abierta, al infinito universo de posibilidades que representa el color. Es un trabajo sencillo, simple y cotidiano; algo que marcó el rumbo de lo que vendría después, ese paso necesario para animarse.

Y como si fuera poco, significó la aparición de un reciente amigo (Ángel, D`Mente) que aportó una particular, enriquecedora visión.